Un Presidente parado

A sus 55 años, Daniel casi ha perdido la esperanza de encontrar otro trabajo. Cuando hace 4 años su empresa de material eléctrico cerró al desaparecer sus clientes de la construcción, Daniel confiaba en que su cualificación, como electricista, le ayudaría a salir del bache. Pero su edad y la ausencia de actividad constructiva e industrial se lo está poniendo muy difícil. Hace meses que no cobra subsidio y su hijo, a pesar de su preparación universitaria orientada a las[…]

Lee más