Sin nada que celebrar

Un año más acabamos de celebrar el Primero de Mayo, el Día del Trabajo, la fiesta de los trabajadores y trabajadoras y quizás sea este el momento de plantearse si verdaderamente hemos tenido algo que celebrar este 1 de mayo de 2015. ¿Celebrar que tenemos el país con la segunda tasa de paro más alta de Europa? ¿Celebrar que somos el tercer país con mayor porcentaje de trabajadores pobres? ¿Celebrar que los contratos son cada vez más precarios y con[…]

Lee más