Incendio en Monte Hijedo. Nuestro patrimonio, el de todos

Ardía el Monte Hijedo . Un incendio provocado. Para quien no lo conozca, es un bosque de altísimo valor ecológico, un bosque autóctono de más de 2.000 hectáreas que comparten Valderredible y la provincia de Burgos.
El calor intensísimo de este mes de agosto y el viento sur de estos días avivaron el fuego hasta el extremo de poner en riesgo a los habitantes  de las localidades más cercanas que, incluso tuvieron que ser evacuadas unas horas dadas las condiciones climatológicas y la virulencia del fuego.
Si el peligro no se convirtió en catástrofe medioambiental fue por la intervención de todo ese personal que se juega en muchas ocasiones su propia vida por salvar no sólo la vida de los demás, también nuestro patrimonio, nuestros bosques.
Es por eso que no quería dejar pasar la ocasión de agradecer a los guardas y operarios de la Dirección General del Medio Natural su esfuerzo porque, aunque mediáticamente pasen desapercibidos, son esenciales en la conservación y protección de nuestro Medio Ambiente, de los recursos que dotan a Cantabria de un patrimonio natural de valores excepcionales.
Arriesgar sus vidas para proteger las nuestras y lo nuestro, en unas condiciones durísimas por la orografía propia del terreno y porque la climatología casi siempre juega en campo contrario, en el del fuego.
Por supuesto agradecer también a todos los que de alguna forma u otra colaboraron tanto en la extinción del fuego como en hacer que la población de las zonas afectadas siempre estuvieran seguras:  Servicio de Emergencias 112 Cantabria y 112 de Castilla y León,  Gobierno de Cantabria, MAGRAMA, UME, Guardia Civil, Protección Civil, Cruz Roja Cantabria y 061.
Queda mucho por hacer para evitar que alguien decida prender fuego de manera intencionada al monte. Para ello, desde el Gobierno asumo  un pleno compromiso con el fomento de la educación ambiental, por el que además de predicar con el propio ejemplo, queremos concienciar a la ciudadanía en su conjunto.