Fondo de Suministros Básicos

Hace poco más de un año pedíamos insistentemente al anterior ejecutivo que encabezaba Ignacio Diego medidas urgentes que aliviaran la situación de los miles de cántabros que sufrían una insoportable situación de pobreza y que se hallaban en riesgo de exclusión. Los Diarios de Sesiones del Parlamento tienen en su haber  las numerosas  peticiones que hicimos en este sentido los grupos de la oposición  y las respuestas de un PP frío, insensible a los problemas y cuya estrategia se basaba en el maquillaje de las cifras más que en la búsqueda de soluciones.

Me comprometí en la campaña electoral a la elaboración urgente de un Plan de Emergencia Social que diera respuesta a las necesidades más básicas de los más de 160.000 cántabros que vivían al borde de la pobreza y de la exclusión social. El 28 de enero el Consejo de Gobierno aprobó ese Plan con una dotación de más de 87 millones de euros en 2016  y hoy hemos presentado el “Fondo de Suministros Básicos” que es una de las más de 100 medidas del mismo.

Ropa, calzado, gafas, el pago de deudas de suministros básicos –luz, agua, alcantarillado, basuras y gas-, material escolar, transporte para acudir a acciones de formación ocupacional, transporte a mujeres víctimas de violencia de género para la asistencia a trámites judiciales o el pago de medicamentos no cubiertos por el Sistema nacional de Salud…son algunas de las contingencias que cubre este Fondo que no podrá superar los 1.500 euros al año por unidad convivencial.

Actualmente hay 20.000 hogares en Cantabria que no pueden tener la temperatura adecuada para poder vivir y otros 78.000 que no pueden hacer frente a gastos imprevistos. Este Plan pretende ayudar a las familias con menos recursos a poder afrontar esos gastos y lo hacemos firmando un convenio con todos los ayuntamientos de Cantabria que así lo deseen con una dotación de 2.000.000 de euros.

No es la primera medida que ponemos a disposición de la ciudadanía para hacer frente a las necesidades urgentes; el “Ticket Social” y el propio Plan de Emergencia ya están en marcha atendiendo y resolviendo los problemas más inmediatos de los y las ciudadanas.

La pasada legislatura el PP desmanteló, en la medida en que le fue posible, los servicios sociales municipales. Devolverles el protagonismo como la mejor garantía de una rápida solución a los problemas de las familias era uno de nuestros compromisos, porque somos conscientes de que el ayuntamiento es la entidad más cercana a los problemas de los ciudadanos y, por tanto, canalizar la ayuda a través de sus servicios sociales es una de las mejores garantías de que la solución llega de la manera más justa y rápida posible.

Quiero desde estas líneas agradecer su colaboración e implicación en un momento tan dramático para tantas y tantas familias de Cantabria. Cuando todos aunamos sinergias y se trabaja con este grado de compromiso por parte de todas las partes implicadas en luchar contra la pobreza y el riesgo de exclusión, la respuesta a quienes más nos necesitan es mucho más rápida y satisfactoria.

Al Fondo de Suministros Básicos podrán adherirse todos los ayuntamientos de nuestra Comunidad y las cuantías asignadas van desde los 6.000 euros para los municipios más pequeños hasta los 500.000 para los mayores aplicando un criterio de equidad y proporcionalidad de manera que contribuya a la cohesión territorial.

Creo firmemente en el cumplimiento de los compromisos hechos a la ciudadanía como forma de recuperar la confianza de ésta en las administraciones, en la gestión política.

Cada vez que presentamos una medida que atiende a las necesidades más urgentes de las personas, que las sitúa en el centro de nuestras políticas, estamos demostrando que no somos lo mismo. No son lo mismo quienes se muestran indiferentes ante los dramas sociales que quienes ponen las soluciones para dar respuesta a la mayor situación de emergencia social que hemos conocido en nuestra joven democracia.