¡Feliz Año Santo Jubilar Lebaniego!

Un poco de historia para animar a los cántabros y cántabras y al resto de visitantes a disfrutar de esta Festividad y para explicar a quien aún no lo conoce por qué el Monasterio de Santo Toribio de Liébana abre hoy, después de once años, la Puerta del Perdón, dando la bienvenida al septuagésimo tercer Año Santo Jubilar Lebaniego.

Esta Festividad tiene su origen en el siglo XVI, cuando mediante una bula el Papa Julio II otorgó a este Monasterio el privilegio de celebrar el Año Santo, una concesión que solo se extiende a otros cuatro lugares del mundo: Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz.

Y el motivo se encuentra en que el Monasterio de Liébana custodia el “Lignum Crucis”, considerado hasta ahora el mayor trozo de la cruz en la que murió Jesucristo, desde el siglo VIII cuando el obispo de Astorga, Santo Toribio, trasladó esta reliquia desde Tierra Santa preocupado por una posible invasión árabe.

Y cada vez que la festividad de Santo Toribio, el 16 de abril, cae en domingo, en Cantabria celebramos el Año Jubilar Lebaniego. Aunque este año la apertura de la Puerta del Perdón se ha trasladado al día 23, ya que el pasado 16 de abril se celebró el Domingo de Resurrección.

La apertura es para las personas cristianas un día esperado e importante porque, a partir de ese día y durante todo 2017, podrán cruzar la Puerta del Perdón para obtener el perdón de todos sus pecados antes de continuar su camino hacia Santiago de Compostela.

Es un hecho religioso, pero también un hecho cultural e histórico porque son ya más de 500 años de peregrinación por este Camino Lebaniego tan singular, ambientado en uno de los más maravillosos paisajes del mundo, los Picos de Europa. Por ello, la cultura tendrá también su espacio y disfrutaremos de diversas actividades que pondrán en valor la importancia histórica, social y política de Liébana.

Conocer a otras gentes de diversos países, disfrutar de Liébana y de toda la cordillera Cantábrica; visitar el patrimonio arquitectónico y geológico de Cantabria y comer uno de los mejores cocidos del mundo, el cocido lebaniego, bien merece acercarse.

Turistas, peregrinos, senderistas, gastrónomos, amantes de la naturaleza….nos encontramos aquí para vivir intensamente esta mixtura incomparable de paisaje, gastronomía de altura y cultura de la comarca de Liébana, pero lo mas importante, son sus gentes cercanas y acogedoras, que nos harán como siempre, sentirnos como en casa.

Yo voy a disfrutarlo y os invito a vivir el Año Jubilar Lebaniego y todas las actividades y eventos culturales que desde el Gobierno de Cantabria hemos organizado.

Os dejo un enlace web a la información más relevante del Camino Lebaniego.

Nos vemos.