EL PSOE QUE QUIERO

 

VIVIR SOCIALISMO

Cuando me preguntan que por qué me dedico a la política, siempre contesto que el socialismo es para mí una pasión que vivo intensamente desde que era muy joven. Siempre me he negado a quedarme de brazos cruzados esperando a que las cosas mejoren por sí mismas o mirando lo que pasa a mi alrededor “sin mojarme”.

Me han enseñado a vivir el socialismo desde la acción, porque ser socialista es hacer, no es sólo palabra, debate o dialéctica. Vivir como socialista es ir construyendo el socialismo día a día. Hay socialismo en qué tipo de relaciones entablas, en cómo inviertes tu tiempo, en qué priorizas en tu vida y en si dedicas una parte de tu tiempo y de tu esfuerzo a mirar a tu alrededor y promover cambios sociales que no sólo pueden afectarte a ti, sino, lo más importante, que afectan a otras muchas personas a las que ni siquiera conoces.

Vivir socialismo es tener claro que el futuro o es para todos o no es; o significa oportunidades para todos o no es. Pero para eso hace falta trabajo, mucho trabajo, dedicación, entrega, y quienes me conocen saben que no he desaprovechado ninguna oportunidad para conocer lo que hay a mi alrededor y actuar, con esfuerzo, dedicación y compromiso. El trabajo siempre ha sido mi aliado.

He sido abogada, concejala de mi pueblo, diputada autonómica, Consejera de Educacion y ahora Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y en ninguno de los momentos que tan intensamente he vivido, he olvidado que llevo una mochila a mi espalda, la mochila de la responsabilidad de honrar a las personas que en mi familia y en mi partido me precedieron e incluso dieron su vida para que nosotros podamos hoy tener y reivindicar derechos antes impensables.

He procurado siempre tener altitud de miras y practicar la buena política, la política que respeta a quien piensa diferente, la política como servicio público, la política útil, la política de izquierda útil que quiere gobernar y que gobierna.

Por eso, hoy, me siento orgullosa de seguir militando en el PSOE, un PSOE de palabra pero también de acción, un PSOE que me ha permitido y me permite hoy “hacer”, transformar, cambiar, mejorar la vida de mucha gente.

Me siento orgullosa de tantos y tantas socialistas que trabajan codo con codo conmigo desde sus pedanías, desde sus ayuntamientos, desde el Gobierno y desde la militancia activa y comprometida para seguir viviendo socialismo juntos.

Siento el orgullo de pertenecer a un partido responsable de la transformación, cambio y vanguardia en este país. Durante generaciones, millones de personas han puesto sus esperanzas en nosotros para hacer realidad desde las instituciones, gobiernos y ayuntamientos las políticas de izquierda y les hemos demostrado que el PSOE es esperanza y futuro, es seguridad, es diálogo y consenso, es honradez y trabajo, es constancia y renovación.

Los dos últimos años, en los que he tenido el honor de representar al PSOE de Cantabria, hemos trabajado unidos y siempre con el propósito de mejorar la vida de la gente; de recuperar el Estado de Bienestar que la derecha se encargó de debilitar; de generar empleo; de apuntalar la industria y promover la creación de empresas; de recuperar la Dependencia, la educación y la sanidad que tanto nos ha costado construir. Hemos llevado con orgullo la bandera de la diversidad y hemos trabajado incansablemente para combatir la violencia de género. Y ha sido un orgullo ser parte y también protagonista con todos vosotros y vosotras de este cambio.

Quiero seguir liderando esta tarea que me encomendasteis. Me siento con la fuerza y la ilusión necesaria para seguir luchando por un partido unido, fuerte, moderno y en constante evolución y renovación. Tenemos la fuerza de este partido, la militancia; tenemos la herramienta, nuestra organización y tenemos el proyecto, nuestro programa electoral que dirige la proa de nuestro quehacer diario. Solo nos falta mantener la unidad que tanto nos hemos empeñado en conseguir para poder seguir siendo la izquierda que gobierna.

Quiero seguir siendo la Secretaria General del PSOE de Cantabria para hacer socialismo, para cumplir con el compromiso que adquirí con la militancia y con la ciudadanía cuando prometí mi cargo de Vicepresidenta. Mi compromiso con el PSOE de Cantabria sigue intacto y mi trabajo, mi honradez, mis valores y mi entrega estarán siempre al servicio de todos ellos por un mundo más próspero, más igualitario, más solidario y más sostenible.

¡Vivir socialismo es pelear y luchar por aquello en lo que se cree!