Carlos Santos, hasta siempre compañero.

Hoy es un día triste para los socialistas de Cantabria, porque se ha ido un gran compañero, Carlos Santos.

Cuando alguien preguntaba por Carlos, la respuesta màs probable era “seguro que está en Bonifaz”. Y así era, porque fueron muchos los años y las horas que Carlos le dedicó al Partido Socialista

Para Carlos, Carlos Santos, el PSOE era su “familia”, y Bonifaz su “casa”. Casa a la que cuidaba, mimaba y protegía. Carlos dedico todo su ocio, casi todo su tiempo durante dos décadas a hacer esas cosas que sólo se echan de menos cuando faltan, cuando fallan, y lo hizo desde la “militancia”, poniendo en la mayoría de las ocasiones su compromiso de Partido por delante de su familia.

Carlos dedico su tiempo a hacer el trabajo más fácil a los demás. Siempre dispuesto, bromista, se convirtió en una de esas pocas personas capaces de arreglarte los pequeños grandes problemas, siempre pendiente de todo, de que todo estuviera preparado para un acto, una reunión, un mitin…

Carlos se fue ayer, y lo hizo en silencio, como siempre, su ultimo viaje. El último de los cientos de viajes que hizo conduciendo el coche del Partido, llevándonos a reuniones, uniendo Bonifaz y Ferraz, nuestra sede en Madrid, donde era también conocido y querido, uno más de la gran familia socialista.

Carlos Santos se ha ido tras una larga enfermedad que le impidió bajar a Bonifaz por la mañana, y donde su presencia ya se echaba en falta hace meses. Ayer se ha ido para siempre rodeado de su familia, con Pilar a su lado, pero su recuerdo se mantendrá por siempre en los “rincones de su casa de Bonifaz”. Carlos, siempre formarás parte de   nuestros recuerdos.

Hasta siempre, compañero.